Saltar al contenido

Como Tomar La Moringa Para Adelgazar

16 enero, 2019

Todos los días la madre naturaleza nos obsequia sus maravillosos secretos curativos y uno de los más preciados es la moringa, un superalimento extraído de una prodigiosa planta originaria del norte de India y de algunas regiones de África que ofrece un grandioso manantial de vitaminas y minerales.

A través de sus hojas, semillas, raíces y flores el “Árbol de la Vida”, como también se le conoce a esta planta arbórea que es capaz de crecer hasta en los suelos de mayor aridez, puedes contar con una extraordinaria fuente de propiedades antibacterianas, antioxidantes y mineralizantes.

Entre los múltiples beneficios de la moringa se encuentran los siguientes: estimula las defensas del organismo, desintoxica, incrementa los niveles de energía, garantiza piel sana, alivia los dolores de cabeza, previene la pérdida de cabello y permite controlar la digestión y, asimismo, nuestro peso corporal.

1.- Incorpora la moringa a tu dieta diaria: Temprano en la mañana agrega una cucharadita de moringa en polvo a tu desayuno, bien sea en los alimentos o en las bebidas que disfrutas habitualmente. Al respecto, recuerda comer alimentos que sean bajos en grasas, y siempre evitando las frituras y saturados de azúcar. Sustituye mejor estos ingredientes con moringa. Acompáñala con tus comidas y no de manera pura debido a que la misma en cantidades excesivas puede causar efectos secundarios no deseados.

2.- Eleva progresivamente tu consumo de moringa: Después de tres o cinco días de haber iniciado tu rutina diaria con esta planta procede a elevar de manera progresiva su ingesta. Sin duda, ya has comenzado a sentir los avances en la pérdida de peso corporal y ya estás enrumbado a lograr tu peso ideal. Al respecto, se ha comprobado científicamente, por ejemplo, que una cucharadita al día es suficiente para mantener a una persona no solo en su peso ideal sino también en óptimo estado de salud.

Asimismo, es importante destacar que en aquellos casos especiales en los cuales se sufra de alguna enfermedad crónica o un padecimiento que perjudique el estado de salud en general, lo más recomendable es agregar a las comidas dos cucharaditas al día. Y si, por ejemplo, estás superando los efectos de los medicamentos y tu sistema digestivo se ha resentido, lo mejor es disminuir la cantidad. Por otra parte, si sueles realizar ejercicios físicos, tres cucharaditas al día te ayudarán a complementar los resultados que deseas obtener.

3.- Escucha a tu cuerpo cuántas dosis necesitas: Luego de haber transcurrido dos semanas desde que enriqueciste tu vida y tus alimentos con esta maravilla curativa de la naturaleza, comenzarás a sentir que tu cuerpo, y especialmente tu salud, necesitará más y más todos los atributos que provee la moringa. En esta fase es importante que escuches a tu cuerpo sobre cuánta cantidad requiere realmente.

Además, si así lo deseas o lo sientes, por ejemplo, puedes intercalar días en los cuales no la consumas o necesitas mayores porciones. Recuerda que los beneficios que produce esta planta son progresivos y no por consumirlos en cantidades excesivas puede ser garantía alguna de resultados de más prontitud.

4.- Acompaña la moringa en tus meriendas: Para las personas que suelen sufrir de ansiedad de comer a mitad de la tarde, pueden tomar una cucharadita de moringa en polvo junto con su merienda. Asimismo, aquellos quienes desean mejorar su digestión y las horas de sueño pueden consumir una cucharadita durante la noche. En este sentido, hay especialistas que recomiendan seguir la Regla de 3 Días y la cual consiste en tomar una cucharadita en una hora en específico durante tres días continuos. Debes tener presente que la moringa provee múltiples beneficios para todo nuestro cuerpo y no solo para adelgazar.

5.- Integra la moringa a tus comidas: Espolvorea el polvo de moringa sobre tus comidas una vez que las hayas servido en la mesa y casi no sentirás su sabor pero estarás nutriendo a tu cuerpo con todos sus poderosos componentes. Por ejemplo, vierte una cucharadita en el cereal que sueles desayunar, y también en tus ensaladas.

Asimismo, prepara deliciosos batidos con las frutas de tu predilección y mézclala con la moringa. Recuerda que esta planta se lleva muy bien con los sabores cítricos, especialmente, con el limón y la naranja. No es recomendable que mezcles la moringa con dulces preparados con grasas saturadas ni mucho menos con frituras, ya que en este tipo de alimentos ocasionan la pérdida de todo su poder.

6.- Sustituye el café o los dulces con el té: Un excelente sustituto del café, y especialmente de la cafeína, y así como los dulces que tantas calorías aporta al organismo, es el té de moringa. Si tienes algunas hojitas o solo el polvo, solo necesitarás agua caliente para mezclarla junto con un poco de limón. Previamente, cuela el polvo y ten la precaución de no hervir las hojitas porque podrían perder la capacidad de sus vitaminas y minerales.

7.- Con toda la facilidad de las cápsulas: ¿Hay algo más fácil que comerse un caramelo? Algunas presentaciones de moringa vienen en cápsulas, lo cual permite que las personas puedan consumirla con mucha más facilidad, a cualquier hora del día y sin necesidad de ninguna preparación especial para las comidas. Las cápsulas de moringa cuentan con la ventaja de concentrar más todas sus vitaminas y minerales. Los especialistas recomiendan consumir tres cápsulas durante el día, una antes de cada comida.

8.- Come hojas y semillas: Otra alternativa ideal para consumir esta maravillosa planta es directamente a través de sus hojas. Si tienes cerca  de tu casa un árbol de moringa, arranca un puñado de cinco o seis hojas y cómelas directa y fácilmente como si fuesen caramelos o las propias cápsulas. Te acostumbrarás rápidamente a su sabor y, en cambio, obtendrás grandes beneficios para tu salud y, en especial, para reducir tu peso.

De igual manera, las hojitas pueden mezclarse con harinas de maíz o trigo y así preparar deliciosos platillos tales como pan, tortillas y ensaladas. Con las semillas, por su parte, lograrás un estupendo suplemento alimenticio a través del famoso aceite de moringa y el cual contiene todos los tipos de omega que son beneficiosos para nuestra salud.

CONSEJOS PARA ADELGAZAR SIN ESTAR A DIETA

Después de haber leído todos los beneficios de la moringa, es momento de leer algunos otros consejos para adelgazar sin necesidad de hacer dieta.

Aprender a comer de todo un poco pero más de lo que tu cuerpo necesita y menos de lo que se convierte en grasa.Planear tus alimentos es un requisito indispensable para adelgazar sin estar a dieta.

Debido a la pérdida de peso requiere de paciencia y no es un proceso de gratificación instantánea, puede ser fácil perder la esperanza cuando la escala apenas se ha movido. Sin embargo, hay muchos Consejos para Adelgazar sin Estar a Dieta simples que usted puede incorporar en su rutina para adelgazar y  para obtener resultados más rápidos y ver los cambios en su cuerpo.

El azúcar es perjudicial y el ejercicio imprescindible: El azúcar es muy poco recomendable si se quiere adelgazar. Reflexiona sobre la cantidad en la que lo tomas teniendo en cuenta también aquellos alimentos que lo contienen y que son los culpables de esos kilitos demás.

* Toma por lo menos dos vasos de agua más de los que normalmente tomas al día: Todos sabemos que necesitamos agua para bajar de peso pero no tomamos porque saber que tenemos que tomar 8 vasos de agua nos hace sentir que no lo lograremos. Sólo intenta 2 vasos más a diario.

Las frutas y las verduras… tus mejores a amigas: Recuerda que cinco es el número mínimo de raciones de frutas y verduras que deberías ingerir al día para seguir una dieta sana y equilibrada. Además, tienen muchos beneficios, y te ayudará a combatir enfermedades cardiovasculares, trastornos digestivos…

* Huele la comida. Cuando se te antoje mucho unas galletas que acaban de preparar en tu casa, intenta esto: Concéntrate en el aroma por unos 30 segundos, luego coloca un pequeño pedazo en la punta de la lengua por otros 30. Saborear el aroma y sabor te puede ayudar a no comer más de una galleta.

* Si vas a ingerir un alimento alto en calorías, porque has decidido darte un pequeño gusto, siéntate a la mesa y tómate tu tiempo para degustarlo, pues comer rápido hará que tus ganas de comer algo sabroso, estén intactas cuando acabes de comerlo.

*  Para hacer ejercicio no necesitas mucho tiempo. Si encuentras 20 minutos diarios o por lo menos 5 o 10 es mejor que no hacer nada y tu cuerpo va a ver los resultados en muy poco tiempo.

Evitar la luz de noche: Esto incluye la televisión nocturna y el uso de la computadora. Un estudio sobre los efectos de la luz brillante, con poca luz o la oscuridad, comenzó debido a otro estudio sobre la ganancia de peso en ratones, encontrándose que las personas que permanecían bajo una luz brillante en la noche, ganaron un 50 por ciento más de peso, que las que estaban en tinieblas o a oscuras.

* Limitar la ración de carbohidratos copiosos: harina blanca, papas, cereales, etc.

* Identificar el mayor obstáculo en que uno consistentemente cae al intentar perder peso y vencerlo de una vez por todas.

Desayuna todos los días: Tu desayuno debe consistir en un producto lácteo desnatado, una fruta y cereales. Si no desayunas, tu organismo reacciona descendiendo su metabolismo, ya que al no recibir comida se protege a sí mismo ahorrando energía.  Útil idea: cuanto antes desayunes, antes se pondrá en marcha tu metabolismo

Preguntas frecuentes

1.- ¿Por qué la moringa es buena para adelgazar?

La moringa es una planta que se utiliza muchísimo para elaborar distintos remedios caseros, pero también se ha destacado por su uso para bajar de peso, gracias a sus grandes propiedades, la moringa ayuda a depurar el organismo, porque además posee efectos laxantes y diuréticos, que facilitan la eliminación de toxinas y grasa.

 

Esta planta también ayuda a mantener la sensación de saciedad en el cuerpo por mucho más tiempo, es decir, que es perfecta para las personas que sufren ansiedad por la comida y los famosos atracones, es una solución natural y efectiva para perder peso. Entre otros beneficios, la moringa contiene vitamina B, que ayuda a que tengas mucha más energía para ejercitarte y quemar mucha más grasa.

2.- ¿Por cuánto tiempo se debe tomar la moringa para adelgazar?

La planta de moringa tiene muchísimos componentes y propiedades, por ende, puedes producir efectos diferentes, sobre todo si se consume por un tiempo prolongado. Lo ideal es que tomes como meta perder una cantidad determinada de kilos, en un tiempo estipulado, por ejemplo, un mes, después de ese mes, suspende la bebida, deja al cuerpo descansar un par de meses y si todavía requieres perder más peso, retoma nuevamente el consumo de moringa por otro mes consecutivo.

3.- ¿Cuáles son las contraindicaciones de la moringa?

La moringa como cualquier otro elemento no puede ingerirse en exceso, ni es ciertos casos puntuales porque podrían traer efectos secundarios, como los que mencionaremos a continuación.  No es recomendable consumirlo para las mujeres embarazadas o que están en período de lactancia.

Se considera que es una planta que reduce los niveles de azúcar en la sangre, por ende, se prohibe su consumo para las personas que padezcan hipoglucemia, o pueden consumirlo en muy bajas cantidades, siempre bajo la supervisión del médico, debido a que podría provocar mareos, desmayos y sensación de debilidad.

Se debe evitar consumir antes de dormir, porque es una planta estimulante que te llena de energía, por ende, si la tomas antes de irte a acostar, podrías sufrir de insomnio. 

Cuando consumes moringa para adelgazar, debes ser bien cuidadoso con el período de tiempo, porque si excedes su consumo por muchos meses seguidos, podría generar problemas estomacales, sobre todo para las personas sensibles en esta área, como acidez, irritación o inclusive reacciones alérgicas.

 

 

4.- ¿Cuáles son los beneficios de la moringa?

Si quieres saber esta respuesta, acá dejamos un video que detalla perfectamente sus beneficios.

5.- ¿Cómo incorporar moringa en nuestra ingesta diaria?

Para cerrar con las preguntas, hablaremos de cómo debe consumirse la moringa, si estás buscando perder peso, puedes tomarla por un período de tiempo determinado con un té en ayunas, finalizado ese tiempo pautado, debes pararla para limpiar el organismo de ella. Si no quieres usarla para bajar de peso, sino para aprovechar sus propiedades medicinales, puedes tomar un té de madera esporádica, no se puede incorporar en la ingesta diaria, porque podrían padecer los efectos secundarios.